Licencia Ambiental

La construcción de la hidroeléctrica Santo Antônio solo fue posible después del cumplimiento de un extenso proceso de licencia ambiental ante IBAMA (Instituto Brasileño del Medioambiente y de los Recursos Naturales Renovables), al que se deben someter todos los emprendimientos en centrales para la generación de energía y en obras de infraestructura.

Allí, Santo Antônio Energia obtuvo las tres licencias que permitieron la construcción y operación del emprendimiento – Previa, de Instalación y de Operación –, después de cumplir con una serie de obligaciones y firmar compromisos de apoyo al desarrollo sostenible del municipio de Porto Velho y del Estado de Rondônia.
Aún en etapa de operación de la hidroeléctrica Santo Antônio, la evolución y los resultados de los compromisos firmados se someten, periódicamente, a IBAMA. Además, son monitoreados por una auditoría independiente, representante de los bancos financiadores de la obra – todos signatarios de los Principios de Ecuador – que garantiza la aplicación de las mejores prácticas de Sostenibilidad, según las directrices del Banco Mundial.

Etapas de la Licencia

La primera etapa de la Licencia Ambiental consistió en la elaboración del Estudio de Impacto Ambiental e Informe de Impacto Ambiental (EIA-Rima). El EIA-Rima requirió seis años de estudio y, después de concluido, se sometió a la evaluación de la comunidad local, por medio de un intenso proceso de interacción, discusiones y debates: más de dos mil personas, en 6 audiencias públicas y 64 reuniones con distintos públicos. Recién después de esta validación, IBAMA aprobó el documento y Santo Antônio Energía obtuvo la Licencia Previa.

Por tratarse de un documento extenso y detallado, en el que están previstos todos los efectos del emprendimiento sobre la región, el EIA-RIMA orientó la definición de los 28 programas socioambientales que constaron del Proyecto Básico Ambiental (PBA) – conjunto de acciones que mitigan el impacto del emprendimiento y contribuyen con el desarrollo sostenible de la región. Con la aprobación del PBA por el IBAMA, Santo Antônio Energía obtuvo la Licencia de Instalación e inició la construcción de la central.

Diez años después de los primeros estudios de inventario del río Madeira y tres años después del inicio de las obras, IBAMA otorgó la Licencia de Operación, lo que permitió el inicio del llenado del reservorio y de la generación de energía eléctrica.

Línea de Tiempo

A continuación, puede observarse el detalle de todo el proceso de estudios y licencia en la línea de tiempo:

  • 2001 – 2002: Estudios de inventario
  • 2002 – 2005: Estudios de viabilidad
  • 2005: Protocolo de EIA/RIMA y requerimiento de la Licencia Previa
  • 2006 – 2007: Audiencias públicas y proceso participativo
  • 2007: 10 de julio, otorgamiento de la Licencia Previa
  • 2007: 10 de diciembre, Licitación de Aneel
  • 2008: febrero, presentación del Proyecto Básico Ambiental
  • 2008: agosto, otorgamiento de la Licencia de Instalación
  • 2008: septiembre, inicio de las obras
  • 2011: julio, desvío del río Madeira
  • 2011: septiembre, otorgamiento de la Licencia de Operación
  • 2011 – 2012: llenado escalonado del reservorio
  • 2012: inicio de la operación comercial
  • 2014: septiembre, 32 turbinas en operación comercial
Popups Powered By : XYZScripts.com