Valor Compartido

La Usina Hidroeléctrica Santo Antônio llegó a Porto Velho con la propuesta de integrarse a la comunidad local y, de esta manera, contribuir con el desarrollo económico y la mejoría de la calidad de vida de su población. Este objetivo se materializa mediante los proyectos socioambientales implementados y compartiendo los valores que se obtendrán con la operación de la hidroeléctrica. Una parte de estos valores retorna al Estado de Rondônia y a la ciudad de Porto Velho bajo la forma de royalties. La otra se anticipó y se transformó en proyectos específicos que contribuyen tanto para la dinamización de la actividad económica como para la calidad de vida y la expansión de las perspectivas personales y profesionales de la población.

Royalties

A partir de noviembre de 2016, cuando esté en plena operación, la Usina Hidroeléctrica Santo Antônio pagará alrededor de R$ 100 millones  por año en royalties por el uso de las aguas del río Madeira. Los recursos se dividirán de la siguiente manera: un 45% para el municipio de Porto Velho, un 45% para el estado de Rondônia, un 3% para el Ministerio de Medioambiente, un 3% para el Ministerio de Minería y Energía y un 4% para el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (FNDCT). Es responsabilidad del Poder Público destinar los recursos a servicios y obras para la población.

Realojos

La concesionaria Santo Antônio Energia construyó siete núcleos habitacionales para albergar a más de 500 familias transferidas de áreas vecinas al embalse de la usina. Se partía de la base de que sus instalaciones deberían ser mejores, o, al menos, con el mismo estándar que las anteriores. Las características de cada emprendimiento fueron definidas en conjunto con esta población. Los nuevos núcleos habitacionales tienen en común: red de infraestructura, con acceso a energía eléctrica y saneamiento básico; locales de uso colectivo como escuelas primarias, centros de salud y salón comunitario; e instalaciones para el ejercicio de actividades capaces de sustituir o impulsar aquellas desarrolladas en la vivienda anterior. El proceso de realojo se concluyó en 2011, antes del inicio de la operación de la Usina Hidroeléctrica Santo Antônio, que acompañará y dará soporte a esta transición durante tres años, de forma de garantizar la adaptación de las personas a las nuevas viviendas.

Turismo

Grandes hidroeléctricas siempre atraen turistas. Y Porto Velho, además de la Usina Hidroeléctrica Santo Antônio, cuenta con un importante punto de atracción: la histórica Vía Férrea Madeira-Mamoré, que remite al ciclo del caucho en el país y cuya construcción se concluyó en 1912. Para estimular la dinamización de la actividad económica y generación de ingreso en la ciudad, la concesionaria Santo Antônio Energia se involucró en la viabilización de este polo turístico. Ya restauró un galpón, la estación de Madeira-Mamoré y, en 2013, está en etapa de finalizar otro galpón, así como el taller y la plataforma giratoria. El trabajo se realiza en sociedad con la alcaldía de Porto Velho e Iphan (Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional) y su primera etapa se concluyó en 2010. Además,  Santo Antônio Energia apoyó a la Alcaldía de Porto Velho en la instalación del CAT (Centro de Atención al Turista) en el Aeropuerto Internacional Gobernador Jorge Teixeira de Oliveira. Allí, el visitante obtiene las principales informaciones sobre la ciudad, los servicios y opciones de esparcimiento disponibles.

Popups Powered By : XYZScripts.com